Redes sociales:

La Semana Santa recorre las calles de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España

04 de abril del 2011

Madrid, 4 de abril de 2011.- La mayoría de las ciudades que integran el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España se han convertido en lugares emblemáticos de celebración de la Semana Santa, con actos de religiosidad llenos de pasión que han trascendido las fronteras, llegando a ser ejemplo y referencia a nivel mundial.

La Semana Santa representa uno de los momentos más importantes del año dentro de la fe cristiana y su celebración a lo largo y a lo ancho de nuestro territorio ha ido generando tradiciones, ritos y múltiples actividades que vale la pena conocer.

Las Ciudades forman parte de un mosaico cultural, histórico y patrimonial en el que aparecen de forma natural los rasgos comunes pero también los contrastes relevantes ya sean físicos o intangibles y esto se refleja también en sus festividades de Semana Santa. Si bien todas las celebraciones tienen muchos aspectos en común, cada una tiene un encanto especial, algo que la diferencia del resto y la transforma en una experiencia única.

Las cofradías de cada lugar y las típicas procesiones, cargadas de fe y devoción, generan un sentimiento tan profundo que conmueve a todo aquel que, creyente o no, se acerque a presenciar tal espectáculo. A continuación se ofrece un breve resumen de cómo se desarrolla esta festividad en Alcalá de Henares, Ávila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza/Eivissa, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de La Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona y Toledo, todas ellas parte del Grupo Ciudades Patrimonio.

Alcalá de Henares:
Las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa en Alcalá de Henares, declarada de Interés Turístico Regional, se han convertido en las más importantes de cuantas se celebran en la Comunidad de Madrid.

Las ocho cofradías que recorren las calles del monumental centro histórico complutense exhiben imágenes centenarias de singular belleza, como el impresionante Cristo de los Doctrinos del siglo XVI, junto a otras de nueva factura pero también de gran calidad plástica.

Los tronos tienen cada año mayor presencia, y se les añaden valiosos y artísticos adornos, salidos de las manos de los mejores artesanos y orfebres españoles; las túnicas y capirotes de los hermanos destacan por su vistosidad y la variedad de sus colores. Las procesiones recorren las monumentales calles y plazas de la ciudad y todo ello en medio de una multitudinaria participación popular de alcalaínos y visitantes: cerca de 100.000 personas acuden a contemplar los desfiles procesionales. Esta presencia y participación se conjuga con la compostura, el fervor y la solemnidad de la tradicional Semana Santa castellana.

Como complemento a las celebraciones religiosas, la gastronomía constituye una parte importante de la Semana Santa alcalaína. Además de las sabrosas 'almendras garrapiñadas', por estas fechas se puede disfrutar de los 'penitentes de Alcalá' dulce en forma de capirote que recrea el que lucen los cofrades durante las procesiones.

Por otra parte, los visitantes, tienen la oportunidad de adentrarse en las tradiciones de la Semana Santa Complutense a través de la “Ruta de las Procesiones”, una visita guiada que muestra los principales pasos procesionales e iglesias de la ciudad.

Para finalizar, Alcalá de Henares celebra en el mes de abril el llamado “Abril de Cervantes” un intenso programa cultural en homenaje al escritor del Quijote que culmina con la entrega del Premio Cervantes, por sus Majestades los Reyes de España, el 27 de abril a la escritora Ana María Matute. Los visitantes podrán disfrutar de una amplísima agenda cultural, entre la que destacamos exposiciones como “Caminando Sueños”, que recoge la obra del gran ilustrador eslovaco Albin Brunovský, o  los “Cervantes en el Balcón” que muestra, en los balcones de las calles de Alcalá, los pensamientos de los galardonados con el Cervantes acerca de la obra y la vida del inmortal autor. Más información: www.alcalacultural.com, www.ayto-alcaladehenares.es

Ávila
La Semana Santa abulense muestra a través de sus procesiones la gran riqueza, tanto en número como en calidad artística, de las imágenes que representan al arte sacro de cinco siglos, del XVI al XX. Artistas como Gregorio Fernández, Antonio Arenas, Eduardo Capa o Manuel Romero son algunos de los artistas cuyas obras se pueden admirar durante estos días.

Por su belleza, son motivo de admiración los Cristos de Medinaceli, las Batallas, Ilusión y la Agonía o el Santísimo Cristo de los Ajusticiados, al que cada Viernes Santo acompañan miles de personas en el ‘Vía Crucis Penitencial’ que se desarrolla alrededor de la muralla. También es interesante presenciar la ‘Procesión de la Madrugada’ del Jueves Santo, cuando se traslada el Cristo de las Batallas, rodeado por el fuego de las antorchas.

Considerada de Interés Turístico Nacional desde 2005, es una de las máximas expresiones de arte y riqueza que se contemplan en los numerosos pasos que recorren la ciudad amurallada. Con sus 15 procesiones y 12 hermandades, es una de las más bellas de Castilla y León.

Más información: www.juntasemanasanta-avila.com

Cáceres
La Semana Santa Cacereña, declarada de Interés Turístico Nacional, se desarrolla en su gran parte a través del maravilloso conjunto arquitectónico de la Ciudad Antigua, que se transforma en escenario de fe, cultura y tradición que año tras año, va congregando tanto a cacereños como a personas de otras localidades.

Los Actos Procesionales y la fundación de las Cofradías se encuentran muy ligados a la historia de la ciudad, remontándose al siglo XV; éste es el caso de la Pontificia y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Misericordia, la más antigua de la ciudad (1464), aunque existen referencias de que en el siglo XIII hubo desfiles donde los penitentes portaban antorchas.

Las primeras procesiones, tal y como las conocemos hoy, aparecieron a principios del siglo XX. Desde entonces no ha dejado de crecer el número de hermanos que cargan con las imágenes, así como el número de cofradías que realizan procesiones por la ciudad.

Más información: www.semanasantadecaceres.org

Córdoba
En los enclaves más importantes de nuestro casco histórico, se entremezclan los sentidos en una armoniosa composición de estética, de olor a incienso y azahar, de sonidos tenues de saeta o de música procesional, adornado todo ello con la manifestación devocional de las estaciones penitenciales, la mayoría de las cuales se adentran por el bosque de columnas de un marco único como es la Mezquita Catedral.

Más de cinco siglos de historia encierra nuestra Semana Santa, conformada por 36 cofradías con un total de 66 pasos y un número de hermanos superior a 30.000 que aglutinan la devoción y atención de los cordobeses y de miles de visitantes que reciben la cordial acogida de esta ciudad milenaria.

La Semana Santa de Córdoba, como manifestación religiosa, es ejemplo de orden, recogimiento y singular devoción, y enmarcada en el Casco Histórico de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad, destaca especialmente convirtiéndose en una de las más relevantes de Andalucía. Más información: http://www.turismodecordoba.org/esta-semana.cfm?codigo=0520&titnoticia=La+Semana+Santa+de+C%C3%B3rdoba

Cuenca
La Semana Santa es la fiesta de Cuenca por excelencia. Declarada de Interés Turístico Internacional, impresiona por su gran belleza. Su celebración se remonta al siglo XVII, momento en que agustinos y trinitarios configuraron las dos primeras procesiones conquenses al fundar las primeras cofradías

La celebración de la Semana Santa conquense adquiere especial relieve por la disposición urbanística de la ciudad, sus calles y cuestas parecen un escenario poco habitual por las que discurren las procesiones. Con la serenidad típica de cualquier pueblo castellano, desfilan los numerosísimos encapuchados de las cofradías, con bellas imágenes en procesión, que cobran singular belleza en el ambiente medieval de esta ciudad al anochecer.

Coincidiendo con la Semana Santa, tiene lugar en Cuenca, la Semana de Música Religiosa, en la que intervienen orquestas y coros de talla internacional, que interpretan distintas composiciones de música sacra. Con la llegada de las fiestas de Semana Santa, destacan los potajes, las garbanzadas con bacalao y espinacas, las judías blancas, las truchas de los ríos conquenses y para postre, el Alajú. Más información:  http://www.juntacofradiascuenca.es/

Ibiza
El despertar de la isla en Semana Santa está repleto de luz, clima primaveral y  tranquilidad. Ibiza se convierte en un punto de encuentro de religiosidad, deportes náuticos y actividades culturales. El casco histórico de Dalt Vila, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, alberga la tradicional procesión de Viernes Santo. Una procesión que discurre por las callejuelas empedradas, en las que la tradición, el fervor y la música inundan el ambiente.

Los amantes de los deportes náuticos tienen su cita anual en la ya tradicional regata LA RUTA DE LA SAL, en la que más de 500 participantes disfrutan de las aguas mediterráneas, rememorando la antigua ruta que los fenicios hacían desde la península hasta Ibiza transportando el oro de la época: La sal.

La música clásica en Ibiza se ha ido consolidado en los últimos años y se celebran conciertos anuales en el marco de la Semana Santa. El Coro y la Banda Sinfónica Ciudad de Ibiza interpretan música clásica religiosa en diferentes iglesias de la ciudad. (Programación: www.ibiza.es – agenda cultural)

Todo esto sin olvidar la gastronomía típica de la Semana Santa ibicenca, como el “cuinat” (que puede ser degustado en algunos restaurantes, como el conocido Can Alfredo, en la ciudad de Ibiza) e invitar al visitante a descubrir la ciudad más auténtica (moda adlib, mercadillos y museos)

Mérida
El río Guadiana y los edificios históricos se convierten en testigos y participantes de los desfiles procesionales. El impresionante vía crucis en el anfiteatro es uno de los mayores atractivos de la Semana Santa emeritense.

Sin duda alguna es conmovedor contemplar cómo las cofradías cruzan el puente romano para incorporarse al desfile oficial y desde allí ser guiadas por la luz de las antorchas que iluminan el camino hasta el Anfiteatro romano, donde tiene lugar el imponente Vía Crucis

Los monumentos de la época romana hacen de Mérida un precioso lugar para sentir y disfrutar de una de las semanas santas que ha sido nombrada recientemente Fiesta de Interés Turístico Nacional. Más información: www.turismomerida.org

Salamanca
La celebración de la Semana Santa de Salamanca constituye uno de los actos más destacados y sobresalientes de nuestra cultura popular. De enorme arraigo entre la población salmantina, suscita un hondo e intenso fervor religioso, un profundo sentimiento que, además, queda enmarcado en el conjunto histórico que la ciudad representa.

Salamanca, ciudad de encuentros y saberes, distinguida en 1988 con el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es el escenario perfecto para acoger las multitudinarias procesiones que durante diez días toman la ciudad.

En los días de Pasión, más de 9.000 cofrades salen a sus calles para ver procesionar tallas de incalculable valor entre los muros de una ciudad innegablemente bella. La monumentalidad del entorno salmantino constituye el perfecto escenario para que las cofradías muestren y descubran la riqueza artística de sus pasos y tallas.

La Semana Santa salmantina está cobrando fuerza con su propio carácter tradicional: silencio y respeto. Un silencio que se entremezcla, al tiempo, con el ambiente en las calles de la ciudad, llenas de turistas y visitantes que disfrutan, con fe o admiración, de estos días de Pasión.

Uno de los momentos más destacados de la Semana Santa salmantina es el acto del Descendimiento, el mediodía del Viernes Santo. Más información: http://www.semanasantasalamanca.com/

San Cristóbal de La Laguna
La Laguna, única ciudad Patrimonio de la Humanidad de Canarias, antigua capital de la isla de Tenerife y, desde su fundación, fuente de inspiración para el Nuevo Mundo, condensa durante su Semana Santa –quizá mejor que en ningún otro momento del año– su historia de siglos y su espíritu sobrio y abierto al tiempo.

La que está considerada como la más importante conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo de este bello archipiélago Atlántico es, además, una magna y bella representación de arte sacro, de diversas escuelas y épocas, que sale a las calles de las iglesias y los conventos que pueblan la ciudad lagunera, sede episcopal e histórica cuna de la religiosidad isleña.

Varios son sin duda los momentos que el visitante no debería perderse, si tiene oportunidad, como los afamados ‘Monumentos’ del Jueves Santo, cuando numerosos templos, siguiendo una tradición secular, exhiben sus más valiosas piezas de orfebrería, realzadas para la ocasión por la belleza de los paños, la vistosidad de las flores y la luz de los cirios.

Cuando la madrugada del Viernes Santo sale de su Real Santuario el venerado Cristo de La Laguna la ciudad se embarga de emoción contenida, sólo rota en el concurrido recorrido nocturno por el canto de malagueñas, el género más hondo y emotivo del acervo musical canario, o por la interpretación del ‘Adiós a la Vida’ de Tosca a cargo de la Banda Sinfónica ‘La Fe’.

Amanece así una jornada imprescindible para quien quiera conocer en verdad la Semana Santa lagunera, cuyos 24 pasos protagonizan la magna procesión de las cinco de la tarde, que se sigue, al caer la noche, de la Procesión del Silencio, en que el Santo Entierro transita por las apagadas calles centenarias de la ciudad entre el gentío  y una mudez que asombra y conmueve.

En suma, San Cristóbal de La Laguna, diseñada para la paz al albor de las nuevas ideas del 1500 y ejemplo vivo del encuentro de las culturas europea y americana, acoge durante su Semana Santa con sus mejores galas durante a propios y extraños, a quienes convida y conquista con su evocador urbanismo, su rica oferta de comercio tradicional, su pujante sector de ocio y restauración y sus amables atractivos naturales de mar y monte. Para no perdérselo.

Más información: www.aytolalaguna.com, www.semanasantadelalaguna.com

Santiago de Compostela
La Semana Santa en Santiago de Compostela, ciudad santa de la cristiandad, tiene un encanto especial. La conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, encuentra aquí magníficos escenarios que dan a las procesiones una solemnidad diferente. Las actividades incluyen procesiones, actos litúrgicos, un concurso y exposición de fotografías temáticas y un ciclo de conciertos de música sacra y antigua (Festival de Músicas contemplativas).

La Semana Santa alcanza su mayor vistosidad en las procesiones. De origen medieval, las procesiones llegan hasta nuestros días como muestra de religiosidad popular, pero también como un gran atractivo turístico-cultural. En ellas se representa, en muchos casos con imágenes de santos de gran valor, que son llevadas en procesión, la dramática pasión de Jesucristo según el relato de los Evangelios.

El carácter solemne y conmovedor de la Semana Santa hace que tanto creyentes como no creyentes experimenten una profunda emoción al paso de las silenciosas procesiones, acompañadas por el sonido hiriente de las cornetas y por el ritmo grave de los tambores. Los hábitos y los capirotes que ocultan a los cofrades acentúan aun más el carácter dramático de los pasos procesionales.

Entre las procesiones destaca la del Nuestro Padre Jesús Flagelado, conocida popularmente como la de los 'Caladiños Descalzos', que procesiona el Jueves Santo. El carácter penitencial se ve acentuado por las pesadísimas cruces que llevan los cofrades y por las largas cadenas que arrastran en sus pies desnudos. También es muy popular la procesión del Santísimo Cristo de la Misericordia o de los 'Estudiantes', que sale el Miércoles Santo.

Más información: http://www.santiagoturismo.com/axenda-cultural/m:63,GT,30-03-2011
http://www.consorcio-santiago.org/wp-content/uploads/2011/03/fmc11web.pdf
http://www.catedralsantiago800.com/agenda-cultural/

Segovia
Segovia constituye un escenario único para seguir los pasos de numerosos santos. La cueva en la que se recogía Santo Domingo de Guzmán, el escenario donde predicaba San Vicente Ferrer, el camino diario de San Juan de la Cruz desde el monasterio donde hoy reposan sus restos hasta la parte alta de la ciudad, el convento donde Santa Teresa de Jesús escribió “Las Moradas” y “El Castillo Interior” o la pila bautismal donde fue bautizado San Alfonso Rodríguez forman parte del escenario urbano segoviano.

La ciudad cuenta con numerosos monasterios, conventos e iglesias cuajados de obras de arte, como los monasterios de Santa María del Parral y de San Antonio el Real. Las festividades, asimismo, sacan el arte sacro a las calles, como durante la Semana Santa, cuya procesión del Viernes Santo enlaza la Catedral con el Acueducto. En la ciudad, asimismo, el cristianismo convive con importantes huellas de otras religiones en múltiples edificios. Destacamos la judería de Segovia, importante barrio testigo del pasado judío de la ciudad. Las actividades culturales relacionadas con la religión son también frecuentes y entre ellas destaca la Semana de Música Sacra.

Más información: http://www.semanasantasegovia.com/inicio.html www.turismodesegovia.com

Tarragona
La Semana Santa de Tarragona ha alcanzado una proyección nacional que la convierte en la más importante de Cataluña y en una de las más peculiares de España. Un papel que la Generalitat de Cataluña ha reconocido, otorgando a todo el conjunto de la Semana Santa de Tarragona la categoría de Fiesta Local de Interés Turístico.

Entre las celebraciones se cuentan con los Vía Crucis y las Procesiones de las diferentes cofradías destacando la Procesión del Santo Entierro del Viernes Santo –declarada “Fiesta Tradicional de Interés Nacional” por la Generalitat de Cataluña en el año 1999-. Todos los actos se desarrollan en un marco de solemnidad, tradición y silencio, principales características de la Semana Santa de la ciudad. Más información: http://www.ssantatarragona.org/tarragona/

Toledo
Toledo es un lugar privilegiado para celebrar la Semana Santa, el laberinto de callejuelas, sus plazas silentes, donde el reloj del tiempo se paró, son escenarios naturales para el recuerdo del drama de la Pasión. Pero hay algo más, único y exclusivo, y es la extraña similitud, el gran parecido de la situación topográfica y el tejido urbano del casco histórico toledano con el de Jerusalén, donde se desarrolló el drama de la pasión. Los recorridos de los “pasos” por los vericuetos de las calles toledanas nos transportan como en una ilusión al escenario auténtico de Cristo en la Jerusalén de hace 2000 años. 

La Semana Santa Toledana fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2006.

Más información: http://www.semanasantatoledo.com, www.toledo-turismo.com

 

         
Colaboradores:
                       
          RTVE   Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial
© Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, 2018