Redes sociales:
baeza
Ciudades reinventadas

Baeza Pública, Eclesiástica y Académica

Baeza, declarada PATRIMONIO MUNDIAL desde 2003, está situada en el centro de la provincia de Jaén a poca distancia del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Enclavada territorialmente en la Comarca de la Loma, preside un sistema urbano que arropa otras ciudades pequeñas, consolidándose e integrándose históricamente como cabecera de un eje de actividad y nudo de comunicaciones. Este escenario natural de representación de la ciudad, ha sido determinante para explicar su estratégico asentamiento, físico sobre un promontorio natural conocido como el “Cerro del Alcázar”, sus cualidades paisajísticas y el protagonismo urbano que adquiere sobre el perfil de la antigua ciudad amurallada.

Ha sido depositaria de las más representativas memorias urbanas, y presenta una fortísima carga patrimonial, donde aún se mantienen los valores simbólico-religiosos, académicos y económicos que a lo largo de los siglos han perdurado de manera activa.

De su antigüedad dan prueba los yacimientos, asentamientos y materiales encontrados en este “Cerro del Alcázar”, que justifican la evolución urbana desde época prehistórica, ibérica, romana y musulmana, época en la que ya se inicia su estructura urbanística y el trazado de las murallas.

Alfonso VIII la ocupó en 1212, tras la Batalla de las Navas de Tolosa, siendo Fernando III quien la conquistara definitivamente en 1227, concibiéndola como cabecera de puente en las conquistas del Valle del Guadalquivir y de Al-Andalus. También le otorgó un Fuero, a partir del cual los baezanos adquirirían una serie de territorios, exenciones y privilegios. 

A partir de la conquista se producirán significativos cambios constructivos, siendo los más notables los llevados a cabo en el Renacimiento que es cuando Baeza alcanza sus más singulares expresiones constructivas y culturales, convirtiéndose en un gran centro eclesiástico y educativo., presidido por la Catedral de Santa María (antigua mezquita) en la plaza del mismo nombre, y donde además se dispone una simbólica fuente exenta, el antiguo Seminario y la Universidad, fundada por San Juan de Ávila. Fruto de todas estas transformaciones hoy se contempla un bello Conjunto Monumental, que simboliza el poder que la hace floreciente: el del Estado y el de la Iglesia.

Así mismo, la coexistencia de culturas (cristiana, islámica y judía), favorecieron a crear un espacio de libertades y a la apertura a otras influencias, aportando al Patrimonio Mundial la originalidad de una expresión artística con amplia proyección en Iberoamérica.

La Comarca de raíces islámicas e intensa tradición medieval en la cantería, enriquece de manera muy particular a la ciudad de Baeza con las experiencias de Andrés de Vandelvira, que hará de la Estereotomía una herramienta para innovar y reinterpretar el clasicismo. Sus aportaciones e inovaciones fueron recogidas en el Libro de traças de cortes de piedra redactado por su hijo Alonso, considerado el mejor compendio de estereotomía en Europa hasta finales del s. XVII, cuya difusión tuvo una amplia influencia sobre la arquitectura de América Española. Además de Vandelvira, Ginés Martínez de Aranda o el ingeniero militar Cristóbal de Rojas, autor del primer tratado de fortificación en español, dejan su influencia en numerosas construcciones iberoamericanas. Destacan las técnicas de casetonados y bóvedas vaídas desarrollados por los Vandelvira, utilizadas en numerosas catedrales americanas como México, Puebla, Mérida, Guadalajara, Oaxaca, Lima y Cuzco, algunas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Estos maestros de Baeza formarían el Taller Universal de Cantería, introduciendo aportaciones notables a la cultura renacentista universal y complementando a las construcciones italianas con unas influencias islámicas particulares junto a la utilización sistemática de la cantería.

A lo largo del tiempo Baeza ha seguido manteniendo esa característica: una fuerte carga cultural inserta entre su paisaje urbano, donde además se sintetiza la fuerza del arte, la tradición y la historia. En toda la ciudad está presente el sentido humanista, la impronta de grandes personajes que dejaron de una manera u otra, entre sus centenarias piedras, su huella y su recuerdo. Figuras que han permanecido como el músico Ramos de Pareja, San Juan de Ávila, su discípulo: Diego Pérez de Valdivia, Rodrigo López, Juan Huarte de San Juan, Gonzalo Argote de Molina. El pintor Gaspar Becerra o San Juan de la Cruz. También Bartolomé Ximenez Patón, el Intendente Pablo de Olavide… y ya en el siglo XX el poeta Antonio Machado o el historiador Vicens Vives, entre muchos que nacieron o vivieron en Baeza.

Por todo ello, el Conjunto Monumental de Baeza, constituye un ejemplo temprano de la arquitectura civil y urbanismo renacentista de España en el siglo XVI, que ha sabido conservar con dignidad valores como integridad y autenticidad.

 

Información turística:
       
Colaboradores:
                       
          RTVE
© Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, 2017